Estudios de Factibilidad para Proyectos Mineros. 

Estudios de Factibilidad para Proyectos Mineros. 

Estudios de Factibilidad para Proyectos Mineros. 

No existe un acuerdo internacional sobre la terminología para cada etapa del estudio de factibilidad y no existe un estándar acordado para la calidad o la precisión. El Manual AusIMM de estimación de costos, proporciona un conjunto de estándares que pueden ser más ampliamente utilizados. Si bien es conveniente consultar los estudios de alcance, los estudios de prefactibilidad y los estudios de factibilidad finales, en realidad el proceso de estudio es iterativo, y se pueden realizar varios estudios de Prefactibilidad cada vez más detallados antes de comprometerse con el estudio de factibilidad final. 

 

Estudios de alcance 

Un estudio de alcance puede llevarse a cabo muy temprano en la fase de exploración, como base para adquirir áreas de exploración o comprometerse a financiar la exploración. En esta etapa, el riesgo de inversión puede ser relativamente pequeño, pero obviamente no es deseable gastar más fondos en algo que no tiene posibilidades de ser rentable. 

El mayor riesgo en esta etapa es que se abandone un proyecto minero viable debido a una evaluación inadecuada. Como hay una probabilidad muy baja de que un proyecto de exploración se convierta en una mina, es evidente que este riesgo es bastante alto en la etapa de estudio de alcance. Por esta razón, es esencial que personas con experiencia participen en el Estudio de alcance. La precisión de la estimación prevista suele ser del 30 al 35 por ciento, aunque algunas empresas aceptan +/- 50 por ciento. 

Es aceptable que los estudios de alcance se basen en información muy limitada o supuestos especulativos en ausencia de datos concretos. El estudio está dirigido al potencial de la propiedad en lugar de una visión conservadora basada en información limitada. 

Sin embargo, un análisis de sensibilidad debe presentar el rango probable de posibles resultados para que la toma de decisiones, incluidas las decisiones de inversión que puedan seguir a una publicación pública de los resultados del estudio, no esté sesgada hacia el final optimista del rango. 

 

Estudios de prefactibilidad 

Existen razones comunes para realizar estudios de prefactibilidad: 

  • Como base para comprometerse con un importante programa de exploración luego de un exitoso programa preliminar. Es posible que se hagan compromisos de decenas de millones de dólares o más para la exploración y el desarrollo continuos basados​​en un Estudio de Prefactibilidad, antes de la decisión de extraer. Por ejemplo, cuando las reservas de mineral no pueden ser probadas mediante perforación en superficie, puede ser necesario el desarrollo subterráneo para la exploración en una etapa temprana del proyecto.
  • Para atraer a un comprador al proyecto o para atraer a un socio de empresa conjunta o como base para una suscripción importante para aumentar el capital de riesgo requerido. Los posibles compradores también pueden preparar un Estudio de Prefactibilidad en su totalidad o en parte como parte del proceso de diligencia debida.
  • Proporcionar una justificación para proceder a unestudio defactibilidad final. 

Los resultados de un estudio de prefactibilidad pueden ser la primera información dura del proyecto que es vista por los tomadores de decisiones corporativas e inversores. 

Por lo general, los resultados se anuncian públicamente, por lo que se hace difícil cambiar las percepciones con la información posterior. En tales casos, el estudio de Prefactibilidad se ha convertido en el verdadero punto de decisión, y la administración corporativa y los inversores consideran que el Estudio de Factibilidad posterior es un paso necesario en un camino que ya se ha comprometido irrevocablemente. Si bien no es deseable, esta secuencia de eventos puede ocurrir debido a los requisitos deben cumplir los reportes modernos. 

Por estas razones, el estudio de prefactibilidad debe ser preparado con gran cuidado por personas experimentadas, y sus conclusiones deben estar altamente calificadas. Las suposiciones deben ser realistas en lugar de optimistas porque es muy difícil volver a poner en práctica la gestión y los mercados en caso de que el estudio de factibilidad final sea significativamente menos favorable. 

 

Estudios de Factibilidad final 

El estudio de factibilidad final generalmente se basa en la alternativa más atractiva para el proyecto según lo determinado previamente. El objetivo del estudio es eliminar todas las incertidumbres significativas y presentar la información relevante con material de respaldo de manera concisa y accesible. El estudio de viabilidad final tiene una serie de objetivos clave: 

  • Demostrar con una confianza razonable que el proyecto se puede construir y operar de una manera técnicamente sólida y económicamente viable
  • Proporcionar una base para el diseño y construcción detallados
  • Para permitir la obtención de financiación para el proyecto por parte de bancos u otras fuentes.

El término bancable a veces se usa en relación con los estudios de factibilidad finales. Esto solo significa que el estudio logra una calidad y un estándar que serían aceptables para su presentación a los banqueros. Si un banco en particular realmente prestará contra el proyecto es otra cuestión, dependiendo de muchos asuntos que están fuera del control del equipo de estudio de factibilidad. 

Si el diseño del proyecto se ha optimizado en el estudio de factibilidad dependerá del tiempo y el presupuesto permitidos. A menudo se utiliza un diseño subóptimo pero aceptable como base del estudio de factibilidad con una optimización adicional emprendido (o no) una vez que el proyecto ha sido aprobado. 

El estudio de factibilidad es solo un paso en el camino del diseño. Se debe realizar mucho más trabajo durante la fase de ingeniería detallada que sigue a la aprobación del proyecto. El trabajo de ingeniería generalmente está en curso hasta la finalización del proyecto, la puesta en marcha y la producción temprana. 

 

Reporte de reservas de mineral 

Si bien los requisitos de informes varían en todo el mundo, un estudio de Prefactibilidad es el nivel mínimo de estudio que debe completarse antes de reportar una reserva de mineral. 

 

 – Carlos Freile

La Minería y la Incertidumbre 

La Minería y la Incertidumbre 

La minería es una industria que combina muchas disciplinas en busca de un objetivo primordial: la extracción de los recursos minerales de forma económicamente rentable, ambiental y socialmente sostenible. Muchos son los riesgos asociados a un proyecto minero: riesgos financieros, técnicos, sociales, ambientales, entre otros. Uno de los riesgos que ha adquirido mayor relevancia en los últimos años es el riesgo social. Muchos proyectos de gran, mediana y pequeña escala se han interrumpido, aplazado o cancelado por no contar con la aprobación de las comunidades. Algunas empresas mineras han estado trabajando más de la mano de las comunidades para resaltar los beneficios que una minería responsable conlleva al desarrollo económico de una comunidad, región y país. Sin embargo, muchos son los esfuerzos que aún se requieren para cambiar la percepción negativa de una actividad vital para nuestra civilización.  

Otro de los riesgos importantes que han sido largamente identificados y estudiados desde la parte técnica corresponde al riesgo geológico. Un modelo geológico de un yacimiento se construye con escasa información proveniente de campañas de perforación, muestras de canales o afloramientos, entre otros. Es sabido que un modelo geológico estimado como los comúnmente utilizados en la estimación de recursos y reservas es una representación suavizada de la distribución de las leyes minerales. Esto conlleva a una alta incertidumbre respecto a la distribución y variabilidad de las leyes dentro del depósito, lo que comúnmente se conoce como incertidumbre geológica. Diversos estudios han mostrado que un gran porcentaje de proyectos no cumple con las metas de producción debido a las diferencias entre las leyes que tenían en el modelo con respecto a las leyes obtenidas en la realidad, producto de la incertidumbre geológica previamente mencionada.  

Otro factor de riesgo que afecta a todas las operaciones mineras es el riesgo de sobre y sub-excavación de tajos lo cual genera dilución, pérdidas operacionales de material y posibles inestabilidades geomecánicas. En la mayoría de los casos, en una operación minera se asume una tasa de dilución producto de valores históricos, previas experiencias u operaciones similares. Sin embargo, esta tasa de dilución puede diferir altamente en la realidad, comprometiendo la rentabilidad de la operación.  

Desde el punto de vista financiero, existen grandes riesgos relacionados con la incertidumbre en los precios de los metales y materias primas, los costos de los insumos de operación, impuestos u otras leyesDe la misma manera se pueden enumerar muchos más riesgos derivados de la incertidumbre presente en los factores que afectan una operación minera.  

La pregunta que debemos hacernos es como afrontar la incertidumbre. Podemos identificar tres metodologías de trabajo para lidiar con la incertidumbre. La primera opción es ignorar la incertidumbre, la cual es la metodología tradicional con los subsecuentes riesgos asociados. La segunda opción es reducir la incertidumbre, lo cual se puede hacer hasta cierto punto, y puede conllevar un gran costo. Esta opción se puede considerar para cierto tipo de incertidumbres, pero en ciertos casos como la incertidumbre geológica, el deposito solo se conoce a cabalidad una vez se extrae. La tercera opción es convivir con la incertidumbre y considerarla en la toma de decisiones mediante métodos estocásticos. En este caso, se modela la incertidumbre y se toman las decisiones de forma robusta, entendiendo que la incertidumbre va a estar presente al momento de tomar las decisiones. 

Las soluciones estocásticas tienen un mejor desempeño que sus contrapartes determinísticas en presencia de incertidumbre. El reto consiste en modelar la incertidumbre acertadamente y desarrollar métodos estocásticos eficientes. En esta dirección debemos trabajar todos desde la industria, la academia y las empresas de tecnología para proveernos con herramientas que nos permiten reducir los riesgos asociados a la actividad minera. 

Luis Montiel Petro, PhD.

 

¿Es mala la minería?: Un punto de vista no minero

¿Es mala la minería?: Un punto de vista no minero

¿Es mala la minería?: Un punto de vista no minero 

No soy minero. Ni geólogo. Trabajo para una compañía de software minero desde hace más de cuatro años, pero mi formación es en negocios. Al inicio de mi vida profesional trabajé en contabilidad y finanzas. Mi camino laboral me ha inclinado más hacia la gestión financiera y la estrategia comercial, que hacia el estudio y trabajo de la tierra y sus minerales. Por lo tanto, se puede decir con mucha seguridad que mi punto de vista es no minero. Mi simpatía por las causas animalistas me llevó a abandonar el consumo de carne. Reciclo e intento siempre reducir mi huella de carbono. Manejo un auto muy eficiente y no tengo una casa llena de electrónicos de última generación. Y habiendo dicho esto, considero que la minería legal, responsable y controlada no es mala.  

Como es el caso detrás de toda otra actividad económica humana, la minería tiene un efecto sobre el medio ambiente. Pero, así como es el caso con la agricultura y la manufactura, sin minería no hay civilización. Esto no quiere decir que debemos minar la tierra sin ningún tipo de consideración ni control, pero pedir que no haya minería es pedir que regresemos al neolítico. Y quizás hasta más atrás, porque ya en el neolítico nuestros antepasados hacían uso de herramientas de piedras y rudimentarias extracciones minerales de la tierra. En otras palabras, la minería está estrechamente ligada al progreso y desarrollo de la humanidad.  

Sin minería no hay concreto para construir. Sin minería no hay minerales para la producción agroindustrial. Sin minería no podemos construir maquinaria para trabajar y transportarnos. ¿De donde sale el cobre de los circuitos eléctricos? ¿Como producir baterías de litio sin minería? ¿Estamos dispuestos a abandonar nuestros computadores llenos de minerales, a volver a vivir en cavernas o chozas de paja, o a no volver a ver a nuestros seres queridos en otros continentes? La minería nos provee la materia prima para poder realizar todas esas grandes cosas que el ingenio humano crea para facilitar nuestras vidas. 

La minería también genera trabajo. He oído argumentar que las mineras solo generan trabajo para los empleados de la operación. Pero esto está muy lejos de la realidad. Lo desmentiré de una forma muy sencilla: Tomemos el ejemplo de una mina de cobre. Para extraer cobre se necesitan grandes camiones. Esto ya creo empleo en la fabrica de camiones, y en el distribuidor de camiones, y también en la fabrica de llantas, y en la petrolera que provee la materia prima para las llantas. Luego, con el cobre extraído se producen cables que serán usados, entre muchas otras cosas, para celulares. Celulares que crean puestos de trabajo en el sector de servicios de telecomunicaciones, que crean trabajo en el sector de las aplicaciones software, y que permiten y facilitan las operaciones de muchos negocios en el mundo. Esos mismos celulares que están llenos de cobre, latón, aluminio, manganeso, oro, plata, paladio, indio, antimonio, fósforo, etc. Si, todos extraídos con procesos mineros. Y, pues, esos celulares también necesitarán de satélites para el funcionamiento de su red inalámbrica. Si, satélites hechos con muchísimos minerales, también extraídos de la tierra. 

Para concluir, creo que muchas de las organizaciones y personas que defienden causas ambientales y sociales, que, aunque necesarias y justas, tienen que moderar su discurso y volverlo más realista. Se debe pedir que se creen y se implementen controles razonables para reducir o eliminar contaminación. Se debe pedir que se creen leyes para proteger el medio ambiente sin detener el desarrollo de los pueblos. Se debe pedir inversión en nuevas técnicas de extracción y mejores tecnologías para aumentar la eficiencia de las operaciones mineras. Se debe pedir que se prevenga y se castigue a las autoridades corruptas que impiden la apropiada distribución de la riqueza generada por la minería. Y finalmente se debe pedir acabar con la minería ilegal, que es en realidad el mayor contaminante y el responsable de la demonización de la minería. Debemos, entonces, aceptar que la minería responsable y sostenible, no es mala. Si no, que es necesaria para la civilización.  

 Romián Tuesta-Vilca